domingo, 1 de marzo de 2009

Géneros Literarios

GÉNERO NARRATIVO
Trabajo realizado por la Prof. Gabriela Sosa

Obra narrativa es aquella en la que un narrador a través de un discurso oral o escrito, relata una historia destinada a oyentes o lectores.

La historia tiene algunos elementos constitutivos como son: un espacio, un tiempo, personajes y un conflicto que puede o no resolverse de forma acabada.

Ésta comienza con una situación inicial de equilibrio, hasta que algún elemento la transforma en una situación nueva de desequilibrio, no pudiendo volverse a la situación anterior. Así las misma se suscitan hasta llegar a su resolución, que es una última situación donde aparece un nuevo equilibrio diferente del primero. Si no existe el desequilibrio, que provoque un conflicto, no existe narración.
En cuanto a su forma, habitualmente encontramos la narración en prosa. Esto no descarta que existan narraciones en forma lírica, como lo puede ser la epopeya.
Dentro de ella pueden encontrarse subgéneros. Mencionamos aquí, sólo cuatro, a fin de no entreverar al estudiante.
  • Cuento: Narración sencilla y de breve extensión; con pocos personajes.
  • Novela: Es extensa, minuciosa. Construye un mundo cerrado en cuanto a hechos y personajes. Lo principal en la novela es la descripción de la vida de esos personajes y de su ambiente.
  • Epopeya: Se concibe como la narración poética de una acción memorable y de un interés general para un pueblo entero o para la especie humana. Exige una unidad de acción, grandeza del tema y solemnidad de los personajes. Habitualmente tiene una caracter oral para presentarla y recitarla ante un auditorio.
  • Parábola: Similar a la fábula y al apólogo, se propone dar mediante el relato de algún hecho, una lección moral. Pero no recurre a la representación animal. Describe acciones de la vida humana misma, y es una forma narrativa con un doble plano significativo: el primero y superficial es el relato; el segundo es profundo, con un alcance moral, religioso, filosófico.
GÉNERO DRAMÁTICO
La obra dramática está destinada a ser representada ante espectadores y consiste en una acción dialogada representada por personajes desempeñados por actores, en un espacio determinado, configurado por una escenografía.
El drama está destinado a la representación ante un público, no puede tener una extensión desmesurada, en un lenguaje inteligible, y todas las acciones deben poner en tensión al espectador de modo que pueda atrapar su atención.
La palabra drama significa “acción”, por lo tanto no estamos pensando en si esta acción es trágica o cómica. Un drama es la representación de acciones, sin importar su carácter.
Es también una historia, pero al ser representada, no existe la presencia del narrador, sino que el espectador ve las acciones, sin que nadie deba explicarle qué está pasando. Sólo en raras excepciones, que se dan sobretodo en el teatro del siglo XX y en algunos dramaturgos, puede existir la presencia de una especie de narrador que es un personaje, pero eso tiene una finalidad estética que debería estudiarse en cada caso particular.
En cuanto a su forma, el texto dramático está escrito en diálogos y se separa en escenas (con la entrada o salida de personajes) y eventualmente en actos (cambios de espacio y tiempo).
El género dramático consta de dos textos, un texto dramático, que es el que escribe el dramaturgo para que represente, y un texto espectacular que es el que elabora el director, junto con el elenco y que consta de una reinterpretación del texto para ponerlo en escena. Este segundo texto, que es el que ven los espectadores, tiene una multiplicidad de recursos, además de lingüístico, tales como: las luces, el maquillaje, la escenografía, el vestuario, la música, etc.
GÉNERO LÍRICO
Según Marchese y Forrandellas, la lírica es desde la antigüedad la forma poética en la que se expresa el sentimiento personal del autor, que se sitúa en el centro del discurso psicológico, introspectivo, rememorativo, o fantástico con que se determina la experiencia del yo.
Poesía lírica es la que expresa sentimientos, imaginaciones y pensamientos del autor, es la manifestación de su mundo interno; por ello es el género poético más subjetivo y personal. Este carácter subjetivo no equivale a un individualismo: el poeta como integrante de la comunidad humana, puede interpretar sentimientos colectivos.
Podríamos encontrar innumerables definiciones de lírica. Baste con que pensemos que el poeta nos quiere transmitir su estado de ánimo.
En cuanto a la forma, ésta está escrita en versos. Los versos son unidades métricas regulares, así cada verso tendrá una determinada cantidad de sílabas que a veces se repiten en el mismo poema regularmente.
La poesía cuenta necesariamente con un ritmo. No olvidemos que este género nace de una íntima relación con la música (la palabra “lírico” viene de “lira” que es un instrumento musical). Y a veces tiene la particularidad de tener una rima, que ayuda a la musicalidad del mismo.
Sin embargo, una de los elementos más importante de la poesía es el uso del lenguaje. En ella, la palabra florece, explota en significados, y tanto lo que quiere decir como la forma en que lo dice, se unen para darle un sentido global a la obra. En cuanto a la forma, se buscan figuras literarias que potencien la sonoridad. Y en cuanto al contenido, el poema se oscurece en su sentido con un lenguaje metafórico cargado y sugerente. No se trata de que quien escucha entienda con una primera lectura, sino que sienta lo mismo que el yo lírico, y que se detenga en cada imagen sugerente, para abrirse a la interpretación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada